martes, 25 de abril de 2017

CASTELNAUDARY Y SUS ESCLUSAS


Las famosas esclusas de Castelnaudary son la excusa perfecta para visitar esta ciudad al sur de Francia. Aunque hay un horario para ver el ascenso o descenso de los barcos.
 
 
Resultó una obra de ingeniería revolucionaria cuando se construyó en 1694. El recorrido principal del Canal du Midi tiene una longitud de 240 kilómetros. Su mismo nombre está lleno de significado —el “canal de los dos mares”—, ya que su red conecta el Atlántico con el Mediterráneo y en su momento se empleó como red comercial principal. Su diseñador, Pierre-Paul Riquet, creó una obra de arte con acueductos, puentes, 91 esclusas y un túnel. Más de 42 000 plataneros adornan y dan sombra a sus riberas.

Barcos esperando la apertura de la esclusa.

Las esclusas son totalmente automáticas, vigiladas y gratuitas. Horario de funcionamiento:
En temporada alta de verano el horario es de 09:00 a 18:00.
Las esclusas cierran entre 12:30 y 13:30. (Fuente: Le Boat)


 Para construir esta obra colosal, que une el océano Atlántico con el mar Mediterráneo, 12 000 obreros fueron empleados durante los quince años de obras, de 1666 a 1681. Hoy en día está inscrito en el Patrimonio Mundial de la UNESCO. Es un destino turístico ineludible, ideal para hacer turismo o para descansar, navegando por el canal o surcando sus preciosas riberas llenas de sombra: cruceros en gabarra a lo largo de las esclusas, paseos románticos por las orillas o paseos en bicicleta a lo largo del camino de sirga, etc. (Fuente: France-voyage.com)

Es fácil ver patos y cisnes en el canal.
El puerto, el gran lago, los 4 bloqueos de St Roch (Canal du Midi) y el molino desde donde apreciarás las vistas de los terrenos donde se libraron batallas son lo que más nos gustó de esta ciudad.


Castelnaudary está entre Carcassonne y Toulouse. Es la capital mundial del plato Cassoulet que celebra anualmente el último fin de semana de agosto su festival. Es como nuestro cocido, pero de alubias blancas, pato y salchicha. Una receta que ha ido pasando de padres a hijos desde la Guerra de los Cien años (1337 - 1453).


Nos encantó visitar el molino de harina. Había un chico que nos lo explicó como pudo, muy simpático, pero teniendo en cuenta que nosotros no sabemos francés, él no sabía español y apenas chapurreaba el inglés resultó gracioso. Pero hay paneles informativos. La visita es gratuita.


Paseamos encontrando bonitas fachadas hasta llegar a la basílica, en su interior se guarda un estupendo órgano.


Empezó a llover y nos fuimos. La ciudad no tiene mucho más aliciente, parece algo triste, ruidosa y descuidada.
Algunas fachadas que nos llamaron la atención.

miércoles, 12 de abril de 2017

Con los niños por Vuelta de la Hoz, Jérica


La Vuelta de la Hoz es una ruta divertida para hacer con los niños en la población de Jérica, provincia de Castellón. En el año 2006 se inauguró y aprovechó el recorrido de una acequia para construir este paseo que discurre entre la Peña Tajada y la ladera de las Cuevas de los Herreros. 


Transcurre por un sendero de 1,5 km aproximado que va por la garganta formada por la erosión del río Palancia. Las paredes de esta garganta son conocidas por los aficionados a la escalada.
El recorrido empieza en la zona de Los Chorradores, presa de origen árabe. El sendero esta marcado en amarillo. Pasamos por una noria y seguimos la ruta adentrándonos en la naturaleza.


El río deja alguna zona para el baño, pero cuando nosotros fuimos no lo vimos demasiado claro y además estaba prácticamente seco.
Os recomiendo llevar gorras y bronceador si vais en días calurosos, porque hasta llegar al bosque hay un buen tramo al descubierto, aunque vayamos con el río al lado.
Finaliza en una zona recreativa con merendero, mesas de picnic, columpios... Ideal para descansar y que los niños corran disfrutando de este paraje.



Puedes seguir hasta la Fuente de la Gota, ir a Jérica o retroceder hasta la explanada en la que dejamos el coche. Nosotros optamos por la última opción.
Al final, a pesar del calor que hizo ese día pasamos una jornada muy relajada.

jueves, 6 de abril de 2017

La Casa del Labrador en Jumilla


Si buscas una casa con encanto, alejada del estrés y el ruido, con todas las comodidades y todo lujo de detalles en la que los niños puedan corretear mientras hacéis una barbacoa, buscas La Casa del Labrador.
Se accede desde la Nacional 344, tomar la salida 67 y enseguida encuentras las indicaciones Hacienda del Carche. No hay perdida. Está a 6 kms. de Jumilla.


Antigua casa de labranza rodeada de viñedos y olivos en plena Sierra de El Carche. Se ha respetado la construcción inicial de 1800 y  la original esencia de la vivienda con gruesos muros de piedra, vigas de madera y detalles por toda la casa.
La sensación de abrir las ventanas y contemplar la naturaleza, los paisajes, ya es relajante de por sí.


La casa es realmente amplia para disfrutar en grupo. Tiene 4 habitaciones dobles con baño propio. Una de ellas totalmente adaptada para minusválidos que además cuenta con jacuzzi. Cuentan con secadores de pelo, albornoces y amenities.


No echarás a faltar absolutamente nada. Cuenta con todo tipo de electrodomésticos, lavadora, cafetera de cápsulas, secadora, una gran TV, WiFi,... La casa, como no podía ser de otra forma, se autoabastece con energía solar y el agua proviene únicamente de la lluvia, respetando el medio ambiente.

La casa está llena de detalles que hacen referencia a la antigüedad y el uso vinícola de la casa.

Llegamos justos de tiempo y fuimos directamente a la visita enológica que habíamos contratado (ya os hablaré de ella en otro post) y de la que por estar alojados en la casa disfrutamos de un descuento. Marta, siempre dispuesta a hacernos la estancia aún más agradable nos acompañó y nos mostró la casa. También nos indicó donde comer y nos dio unos descuentos para restaurantes en los que disfrutaríamos gratuitamente de uno de sus vinos. Y es que no hay que olvidar que Jumilla es tierra de vinos con D.O.


Después de comer y dar un pequeño paseo por el pueblo todos teníamos ganas de volver a la casa, porque realmente es una casa para disfrutarla.
Tomarte algo tumbado en los cómodos sofás mientras conversas cuando la tarde se empieza a echar encima son placeres sencillos, pero que te llenan.


Mientras los peques correteaban y echaban unas partidas al billar o probaban el jacuzzi los chicos se encargaban de la barbacoa. (Hay leña y todo lo necesario).
Tan relajados salieron los niños que se tumbaron en los sofás y por poco no llegan ni a la cena.
Fue un fin de semana intenso y repleto de emociones. Una casa y una experiencia inolvidable que os queremos recomendar seáis amantes del vino o no.
Una exclusiva: próximamente... ¡piscina!

Vistas a la Sierra El Carche

miércoles, 15 de marzo de 2017

DESCUBRE ALLARIZ CON NIÑOS


Allariz es uno de esos pueblos que debes visitar en tu paso por Galicia. Pertenece a la provincia de Orense, cerca de la comunidad de Castilla-León y Portugal.


Premiado en 1994 con el Europeo de Urbanístico por la remodelación y rehabilitación de su casco antiguo, también Conjunto Histórico Artístico desde 1971.


Residencia de reyes medievales, entre ellos Alfonso X El Sabio, cuya mujer, la reina Violante, fundó el Real Monasterio de Santa Clara en 1268. Fue el rey Sancho IV quien nombró a Allariz "Llave del Reino de Galicia". 


Vale la pena salirte de la autovía y estirar las piernas dando un paseo junto al río Arnoia o paseando por sus calles empedradas.


Los niños encontrarán muchas actividades si vas durante el verano: desde alquilar una barca en el paseo de la Alameda a visitar una antigua fábrica de curtidos, donde también puedes comprar artesanía. Otra opción sería darse un buen baño en la piscina climatizada o en las mismas aguas del río. Corretear por un parque lleno de flores en una orilla del río o cruzar un puente para columpiarte en la otra orilla, en el Parque del Portobello. Los sauces y la vegetación le dan un toque oriental a esta zona.


Allariz es conocido en toda Galicia por sus paisajes. De hecho, se celebra el Festival Internacional de Jardines anualmente en la orilla del río, con 40.000 metros cuadrados de las mejores propuestas, ideas, diseños e innovación en jardines.


También es popular por sus outlets. Hasta 19 tiendas de renombrados diseñadores repartidas por su casco histórico.

Artesanía en la antigua fábrica de curtidos de Nogueiras, que también alberga un restaurantey un  museo que forma parte del Parque etnográfico del río Arnoia
La principal ocupación de la villa fue el lino y después el cuero hasta los años 60. La fábrica de curtidos de la familia Nogueiras ha destinado una zona al Museo del cuero. Desde el siglo XIX hasta el año 1959 estuvo produciendo y llegó a tener una decena de trabajadores en plantilla. La necesidad de grandes cantidades de agua para el proceso de curtido explica su cercanía al río.
El pueblo también posee un Museo Gallego del Juguete que no visitamos por falta de tiempo.


No nos podíamos ir sin ver su famoso puente medieval de Vilanova al final de la Alameda, en la zona conocida como El Arnado. Muchas familias pasaban aquí un tranquilo día refrescándose junto al río.


¡Qué pena estar sólo de paso...!

domingo, 5 de marzo de 2017

Un parque fuera de lo común: PARQUE DO PASATEMPO



Descubrimos este mágico lugar en la página de Galicia Mágica, que esta plagada de rincones especiales para visitar junto a los peques por esta comunidad autónoma, y no nos lo quisimos perder. Aunque bien cierto es que está algo dejado, es un lugar alucinante. No me importaría pagar una entrada si con ello ayudamos a la conservación de este centenario parque creado entre 1893 y 1914, año en el que se finalizaron las obras. Los precursores fueron los hermanos García Naveira que tras emigrar a Argentina volvieron e invirtieron en su pueblo natal parte de sus riquezas. Construyeron una escuela, un sanatorio, una residencia para la tercera edad y este hermoso parque con el que ilustrar a sus vecinos. Este parque se considera la antesala a los actuales parques temáticos.

Vistas de la parte nueva desde la pasarela.

Esta dividido en dos partes comunicados por una pasarela que pasa sobre la Avda. Fraga Iribarne. La parte nueva, por la que entramos, consta de un gran estanque con sus patos, cisnes, tortugas y puedes cruzar por puentes. Otro atractivo de esta parte del parque es su pérgola, la vegetación, los columpios y un laberinto. Hay una zona con algunas mesas de picnic cerca de la zona infantil. Cuenta con un auditorio al aire libre.

Vista desde la pasarela de la zona antigua
Lo mejor y más especial esta cruzando la pasarela. Me parece un lugar de lo más peculiar donde aprovechando los distintos niveles de la colina se han llenado de grutas, cuevas y pasadizos en los que puedes encontrar algún dinosaurio escondido, un profundo pozo, fuentes y otras curiosidades.


Entrar por un sitio sin saber dónde vas a salir, recorrer un pasadizo por el que te asomas a un invernadero que en su día debió ser espectacular, aparecer en medio de un templete en un estanque o cruzar algún tramo saltando de piedra en piedra mientras admiras figuras en relieve con conchas traídas de los mares. El lugar tiene muchos rincones especiales, sólo has de descubrirlos.


Una de las zonas más altas, una escalera rodeada de estatuas romanas en mármol, estaba cerrada al paso. Dicen que en sus comienzos el parque llegó a contar con un pequeño zoo de animales exóticos en esa parte. Aquí puedes asomarte a un mirador en el que un "León Colosal" parece estar haciendo guardia vigilando Betanzos.


Los hermanos García Naveira quisieron dejar reflejados sus viajes a Egipto, la India, Argentina, China, Panamá, representaciones de cuadros o escenas históricas para así, mostrar el mundo a sus vecinos de una forma didáctica y divertida.


No sólo resulta mágico para los niños, para los adultos os resultará un lugar especial y único. No entendemos el estado en el que se encuentra, pero estoy segura de que le devolverán el esplendor que merece.


El llamado "Estanque del Retiro"

Permanece cerrado los días: 1 y 6 de enero; 22 de mayo; 16, 18, 25 de agosto y 25 de diciembre. De todas formas es consultar la página oficial AQUÍ.


Grabado queda el año en que se iniciaron las obras de este parque.



viernes, 3 de marzo de 2017

EL LARGO CARNAVAL DE LIMOUX, Francia


Limoux es conocida mundialmente por su vino espumoso, antepasado del champagne, y su carnaval tradicional que lleva celebrándose sin interrupción desde la Edad Media. Ostenta el título del más largo en duración del mundo, del 11 de enero al 22 de marzo cada fin de semana.


En Limoux también puedes encontrar museos como el del piano, el de los autómatas (muñecos con movimiento) y una galería de pintura.
En la plaza suelen haber puestos de venta de frutas, aunque no sea día de mercado.


La iglesia de Saint Martin destaca por su torre puntiaguda y sus gárgolas.


La zona del río Aude es preciosa para dar un paseo. El río separa el pueblo en dos, unido por el puente nuevo (que es en realidad el más viejo, del siglo XV). Las vistas son geniales.



Esta zona es más tranquila y enseguida encontramos el museo del piano, dentro de una antigua iglesia. Hay pianos muy antiguos, pequeños, grandes,... el precio creo que era 1 euro.


















Sin duda lo que más nos gustó fue el Museo de Autómatas. Muñecos articulados con movimiento.
















Es un museo privado, de creación propia y artesanal. Encontrar esta magnifica exposición fue un acierto. Los propietarios son una familia encantadora que se pone a tu servicio desde el primer momento para explicártelo todo.


Si quieres puedes ver un video sobre la historia de los carnavales en Limoux a modo de introducción. Después pasas a la exposición, muy bien recreada con música y distintos ambientes. Nosotras nunca habíamos visto nada igual y nos entusiasmó.


La hija del fundador no nos dejó marchar sin enseñarnos el taller y explicarnos todo el funcionamiento (habla algo de inglés y español).
















Desde que su padre falleció es su pareja y ella los que se dedican a la monitorización y construcción de los muñecos. Nos mostró moldes y partes antes del montaje. Su madre sigue diseñando y cosiendo los trajes, todos espectaculares. Y las máscaras, que parecen venecianas, son chulísimas.


Recorrimos sus calles con escaparates curiosos para acabar cenando en una pizzería con terraza en la plaza, donde nos trataron genial. En un pequeño escenario habían actuaciones. Música ambiental donde hacían versiones blues de canciones actuales. Los niños correteaban alrededor de la fuente color turquesa que es preciosa.


Lo que más nos llamó la atención fue que, a pesar de estar lleno, no se oía una voz alta ni jaleo. (Te das cuenta de lo escandalosos que somos en España cuando vas a sitios así).

Las pizzas como nos gustan, con la masa fina.